miércoles, 29 de abril de 2015

Secretos de una buscadora II

No tengo miedo al embarazo, ni siquiera al parto…pero ¿sabéis a lo que sí tengo verdadero pánico? A los análisis…

Y me diréis ¿y eso que tiene que ver? Pues mucho, porque aunque no soy conocedora de todas las pruebas que se realizan cuando una está embarazada, creo que como mínimo hay tres análisis de sangre y pensar en eso me supera.
Nunca fui demasiado miedosa con nada y hasta hace unos años me hacía análisis sin ningún problema pero hubo una vez en que una enfermera muy delicada (nótese la ironía) me hizo una masacre en el brazo. Imaginaos como pudo ser, que salí de allí llorando a moco tendido por culpa del dolor. Desde ese día, cada vez que voy a pincharme, sea vacuna o análisis, para mí es una odisea. Empiezo a ponerme nerviosa desde el día anterior y por la noche ya no duermo. Llego al hospital y cuando me hacen pasar y veo la aguja cerca de mi brazo ¡PLOF! Me desmayo.

Normalmente cuando tengo que ir,  les aviso nada más llegar de que tengo que tumbarme para no perder el conocimiento por culpa de la ansiedad y los nervios que me dan, pero siempre hay alguna enfermera que quiere hacerme perder el miedo y no hay forma de que me deje tumbarme en la camilla así que termino por los suelos y eso me preocupa. Porque ¿Y si me hacen eso cuando ya tenga a mi bichillo en la barriga? Tendré  que ponerme firme en ese momento y cantarle las cuarenta a la enfermera que no quiera que me tumbe.

El “futuro papá” me dice que no me preocupe, que intente controlar la ansiedad como hago en otras ocasiones pero en ese momento es imposible. Ya lo intenté y no funciona, así que ya veis, de todo lo que puede surgir en un embarazo a mí me preocupan las agujas….


6 comentarios:

  1. Pues nada, tú insite en que si no te tumban no te haces los análisis y pides la hoja de reclamación. Que cuando tú te sientas cómoda ya darás el paso de no tumbarte. Qué poco tacto tienen a veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tendré que ponerme firme con ese tema porque oye, con el bichillo en la barriga no sería ninguna broma caerse porque una enfermera se empeña en que no me asuste!!

      Eliminar
  2. Jajaja perdona que me ria pero es que me has recordado a mi chico... tiene los mismos sintomas que tu cada vez que tiene que ir a hacerse un análisis. Me ha dicho que te comprende perfectamente, que si encuentras una terapia que os haga precio especial que se va contigo jajaja. No, fuera bromas. El lo pasa tambien muy mal... y claro que tienes que ponerte firme. A ellos les da igual sacarte la sangre tumbada que sentada, y si tu estás mas cómoda, tranquila y segura pues tu eres la que eliges y si no les montas el pollo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que perdonar! no te preocupes hehe.Si a ellos debería darles igual pero siempre hay alguna atravesada por el camino que pretende que lo hagas todo a su manera. Un beso corazón!

      Eliminar
  3. No sabes cómo te entiendo.
    Para mí de las peores cosas del embarazo y del parto fue sin duda tener que tener una vía puesta. NO LO SOPORTO!
    Me pongo floja, me mareo, y en muchas ocasiones lloro como una niña pequeña...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo paso fatal por suerte nunca me pusieron una vía, pero se que el día en que eso ocurra´me va a dar la flojera y voy a estar más para allá que para acá!! Un besazo!

      Eliminar