lunes, 8 de junio de 2015

Embarazo: semana 8 y ecografía

Aunque esta semana no empezó demasiado bien,tuvo un remate increíble y ahora sí puedo empezar a vivir mi embarazo con más tranquilidad.¡El dinero mejor invertido! Que tranquilita salí de la consulta con mi ginecóloga de toda la vida. Pero no quiero adelantar acontecimientos así que empiezo resumiendo mis síntomas esta semana y después os cuento como fue la ecografía.

·Dolor de regla: definitivamente me están diciendo adiós porque esta semana apenas he notado los pinchazos uno o dos días y por un periodo muy corto de tiempo.

·Hinchazón: por el día, empieza a asomar una curva apenas perceptible (yo la noto a la altura de la gomita de las bragas). A la tarde-noche empieza a evolucionar y soy una pelota con patas. Además de estar hinchada siento pesadez y me cuesta bastante cenar.

·Somnolencia: este síntoma seguiría igual si no fuese por las cápsulas que me ha recetado mi ginecóloga, de las cuales os hablaré después y que me provocan todavía más sueño.

·Apetito: hago las 5 comidas que me recomendó la matrona aunque en el desayuno me permito un ColaCao, cosa que no debería pero después de tantos años me es imposible desayunar con otra cosa y eso que ya lo intenté con Eko y a base de cafés con leche (descafeinado por supuesto). 

·Pechos: sigo con el mismo dolor, y parece que han aumentado un poquitín de tamaño. No mucho, pero lo suficiente como para apreciarlo. Además, las noto más pesadas.

Como podéis ver mi embarazo no tiene mucha variedad de síntomas. Así que estoy agradecida por no tener náuseas ni ascos a las comidas.

Ahora paso a contaros como fue la cita con mi ginecóloga:
La noche del viernes, después de meses sin sufrirlas, volvieron a mí las presíncopes (para quien no las conozca son unas crisis que sufro asociadas a la ansiedad en las cuales me zumban los oídos, veo borroso y puedo llegar a caerme al suelo aunque por suerte nunca llegué a desmayarme) maridín se asustó bastante pero como las sufro desde hace años las reconozco fácilmente y puedo llegar a controlarlas, así que me fui a la cama y traté de tranquilizarme porque sabía que era culpa de los nervios acumulados durante esa semana. Me quedé dormida pronto para mi sorpresa pero a las cinco de la mañana abrí los ojos y ya no fui capaz de dormir más, así que me quedé dos horas tirada en la cama auto convenciéndome de que todo iba a salir bien y si pasaba lo contrario pues volveríamos a intentarlo y tan contentos (al final no fui capaz de convencerme de nada). Al sonar el despertador me fui directa a la ducha a prepararme para la consulta (una que es muy maniática con la depilación) y después de desayunar a regañadientes porque tenía el estómago cerrado nos pusimos en camino. Durante el trayecto maridín intentaba distraerme pero no hubo manera. Yo seguía dándole vueltas al asunto y cada vez con más nervios. Llegamos un poco pronto y después de dar un paseo nos fuimos a la clínica a esperar. Pasamos a la consulta unos minutos tarde y después de revisar mi historial, le comenté lo que pasaba. Me preguntó que pruebas me habían hecho en urgencias y cuando le comenté que solo me hicieron una eco, su cara fue un poema. Me dijo que en caso de ser muy pronto para escuchar el latido lo que ella haría sería un análisis de sangre que se repetiría unos días después para comparar si la hormona del embarazo aumenta o disminuye. Así me habrían podido confirmar mucho antes que todo estaba bien.¡Pues vaya!
Después de la charla me subí al potro para la ecografía transvaginal y...¡sorpresa! allí estaba mi bichín. Me puse a sonreír nada más verlo porque ya no era un puntito y eso era buena señal. Me vio la cantidad de líquido que estaba correcta y midió a mi chiquitín que ya mide 1'22cm. El futuro papá y yo estábamos en una nube y cuando la ginecóloga me dijo "¿Ves ese puntito que viene y va? Es el latido." y después de darle a un botón se empezó a escuchar el "pum pum pum pum..." No veáis que alegría. Veía a la pantalla y para maridín alternativamente y me daban ganas de llorar...¡tenía latido! Y era precioso escucharlo.
Nos imprimió unas fotitos de nuestro chiquitín y después de comentarme que todo estaba perfecto me recetó Progeffik 200mg (es Progesterona). Tengo que tomarme una cajita que son 15 cápsulas (1 cada 12h) y con esto debería desaparecer definitivamente el flujo marrón. De todas formas me dijo que no le diese importancia, que hay embarazadas que pueden llegar a tenerlo durante todo el primer trimestre y no tiene que ser síntoma de nada malo. 
Así que ya veis, salimos de la consulta llenos de emoción, viendo las fotos como futuros padres obsesionados y con la alegría se la enseñé a todo ser viviente (conocido) que me crucé ese día. 
Ahora sí, empiezo a disfrutar de mi embarazo y a vivir tranquila.


6 comentarios:

  1. Guapaa!! Ya lo sabía yo! Que momento tan precioso!! Me alegro de que al fin podais respirar tranquilos y diafrutar a tope que al final es lo que mejor le va a vuestro bichín. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ahora lo disfruto cada día, fuera miedos ya!! Estamos embobados todavía viendo a nuestro bichín en las fotos de la eco y eso que apenas es un garbancito!! Muchos besos preciosa y gracias por acompañarme siempre!!

      Eliminar
  2. Qué alegría!!!! Ves?? Ya te dije yo que todo iría bien y que no te tienes que preocupar de no tener angustias y esas cosas, disfruta del embarazo guapa!! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. que bien!! todo va perfecto como me alegro :) Lo de la progesterona también lo leí cuando manchaba marrón, aun no entiendo porque a mi no me mandaron nada de eso..pero bueno
    En cuanto a los pre-sincopes no sabia ni que existían, pero yo he tenido esas " crisis" algunas veces sobretodo en exámenes, y nunca me habían diagnosticado nada.

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí en urgencias tampoco me lo dieron pero la ginecóloga del privado si...nos marean un poco la verdad... gracias un besoo!!

      Eliminar