viernes, 5 de junio de 2015

Secretos de una embarazada I

Mañana es el día de la ecografía y yo estoy con sentimientos encontrados. Por un lado tengo ganas de hacerla y escuchar su corazoncito y por otro tengo un pánico terrible a subirme a ese potro y que el día no termine nada bien.
Llevo dos semanas en las que me siento como una montaña rusa. Días en los que estoy convencida de que mi bichín está bien y otros en los que lo veo todo negro. Estos últimos suelen ser cuando veo algo de flujo marrón.
Desde el pasado domingo no he vuelto a manchar y aunque debería estar dando saltos de alegría, estoy como un flan de los nervios y el miedo. No dejo de preguntarme si habrá desaparecido esa sangre antigua por fin, o si mi bichín ha desaparecido totalmente.
Todo el mundo me dice que no le tengo que dar tantas vueltas. Que si hubiese sido un aborto la cosa sería distinta...tendría dolor y sería sangre rojo intenso y no unas manchitas de flujo marrón. Pero por mucho que te digan...el miedo sigue ahí.

No estoy triste, ni tampoco alegre...no sé como explicarlo. Solo tengo miedo y de verdad espero poder quitármelo el sábado de una vez y poder empezar a disfrutar de esta etapa, que al final me la estoy perdiendo.
Siento que esta entrada no sea tan animada ni tan larga como suele ser normal, pero como ya comenté en alguna ocasión, cuando estoy nerviosa soy incapaz de ponerme a escribir y hoy estoy al borde de un ataque de nervios, literalmente.

Gracias a todas las que me animáis estos días, tanto por aquí como por Instagram. Es de gran ayuda leer comentarios positivos cuando una no tiene un buen día. Siento daros tanto el coñazo, hablando mal y claro, con la eco. Espero que el sábado se termine el tema (sea para bien o para mal). El domingo dejaré una entrada programada para el lunes donde os cuente como fue, aunque las que me seguís por Twitter e Instagram os enteraréis antes del resultado.

7 comentarios:

  1. Oye, pasa de la gente que te dice que no te preocupes... lo hacen con buenísima intención, pero realmente no sirve de nada. Hasta que no tengas la prueba de que todo sigue bien, siempre está ese miedito en el fondo. Ahora, intenta distraerte para que no se te haga eterno el rato, yo me hice fan de crucigramas, palabras cruazadas y de pintar mandalas y me vino la mar de bien. Un beso, ya queda menos para la eco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que todos los ánimos se agradecen porque siempre anima a tener más esperanza pero sí, la espinita está ahí siempre hasta que lo confirmemos mañana. Yo estoy aprendiendo a tejer!! Un besote!!

      Eliminar
  2. Guapa, es normal que estés nerviosa! Yo creo que lo estaría aun sin tener manchados, así que tú más jeje. Pero vamos, que todo irá bien, ya verás! Y sino, pues lo afrontaremos y te apoyaremos! Pero vamos que tú no pienses en eso porque, como yo siempre digo, ¿porqué no ha de ir bien? :) Así que positivismo a tope, a comerse los nervios con patatas y a disfrutar mañana de la eco!! Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii,muchas gracias por todo guapa!! Al final todo fue bien así que,un alivio!!

      Eliminar
  3. Hoy es sábado, ya ha llegado el día. Disfrútalo mucho, porque va a ser un día inolvidable ya lo verás.
    Yo tb tengo esos manchados y la semana pasada pude ver el corazón de mi bebé, así que confío en que va a ser igual para ti.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Al final por suerte todo fue genial!! Un besote

      Eliminar
  4. Me alegro de que todo fuera bien. Creo que esos miedos son normales. Me temo que yo estaré igual cuando vuelva a quedarme embarazada así que poco más puedo añadir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar