lunes, 31 de agosto de 2015

Embarazo: semana 20

Mañana es el gran día y por fin vuelvo a ver a mi bichín. Aunque sigo teniendo algo de miedo a lo que pueda pasar, las ganas de verle más grandote y en pleno movimiento hacen que no sea capaz de pensar en otra cosa. Como esta vez me toca ir sola y las otras veces me tiré toda la mañana para que me hiciesen pasar, ya tengo mi Ebook cargándose que no hay mejor remedio contra el aburrimiento que un buen libro. Pero bueno, allá voy con el resumen de la semana:

-Pechos: Mis hormonas son unas hijas de mala madre y me están haciendo la puñeta en este aspecto. Ya no solo voy soltando calostro por las noches, si no que ahora me pasa a cualquier hora del día, así que mañana de paso que voy al Hospital para la eco, me pasaré a coger unos discos de lactancia. He oído que los del Mercadona salen bastante buenos así que quizás sean esos los que pruebe.

-Pinchazos y tirones: A medida que fue pasando la semana y mi tripa fue dando el estirón empecé a notar molestias. Tengo la piel de la tripa y los músculos muy tirantes y como me venga un estornudo no hay quien me libre del tirón.

-Ganas de ir al baño: Sigo igual en este aspecto. ¿Habéis visto una imagen en Internet de un niño abrazando la vejiga de su madre? Pues así debe estar mi Hugo porque es subirme las bragas y tener que bajarlas de nuevo. Lo único bueno que le encuentro es que líquido es imposible que esté reteniendo...por lo demás es un asco.

-Dolor de espalda: Aunque ahora me es imposible estar durante mucho rato en la misma postura (ya sea sentada, de pie o tumbada) Estos días parece que me está dando un respiro y las molestias no están siendo demasiado fuertes.

-Pies hinchados: Pues nada, algo nuevo que se suma a la lista de síntomas. Hubo un par de noches en los que me costó bastante coger el sueño  por este tema...¡Se me hinchan los pies! La primera vez lo pasé bastante mal y dormí poco o nada pero en la segunda probé a poner un cojín para tener los pies en alto y parece que ayuda. Aunque la hinchazón tarda un rato en bajarse, al menos así la molestia no es tan fuerte y puedo dormir.

-Movimientos del bichín: Cada día son más fuertes y ahora cualquiera que se quede viendo mi tripa por un momento puede apreciar las patadotas a simple vista. Menudas fiestas que se monta ahí dentro mi renacuajo.

-Medidas de la tripa: Esta semana dimos un estirón de los buenos y tengo 2cm más de tripa, así que ahora estoy en los 91cm ¡Ay mamá!

-Peso: Aunque me gusta llevarlo controlado no es algo que me obsesione así que esta semana no me pesé porque sé que lo harán mañana en la consulta. El miércoles ya os contaré como voy.


4 comentarios:

  1. Hola:me alegra leer que todo sigue su curso normal. Suerte mañana! Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. A mi ayer me dio un pinchazo que me asustó. Luego se me pasó pero fue como un aviso de que bajara el ritmo a la de ¡YA! Lo bajé, obviamente. Por lo demás, siguen los pinchazos post-estornudos y post-toses. Maravilloso, oiga.

    Los pechos me respetan. La vejiga no U_U. Hoy 4 veces me he levantado a visitar el excusado. El dolor de espalda sigue ahí, puñetero como siempre.

    Pero bueno, parece que todo sigue su curso y que tu pequeño está ahí vuelta que te vuelta y vuelta a empezar. Tengo muchas ganas de notarlo. Creo que me quedaría más tranquila, jiji.

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no te queda nada para empezar a notarlo ya verás!! Yo empecé a las 17 semanas y aunque al principio no sabes muy bien que es, enseguida te das cuenta haha.
      Ahora nos toca llevar un ritmo mega relajado porque a la mínima que abusas ya te están dando ellos un aviso, así que ya sabes despacito que no hay prisa haha.
      Lo de los pinchazos es un rollo.Yo ahora los noto bastante menos la verdad pero aun así sigue siendo un rollazo.
      Espero que todo siga bien!! Un beso

      Eliminar