miércoles, 16 de septiembre de 2015

Secretos de una embarazada II: Obras por aquí, obras por allá

Dicen que sobre el tercer trimestre de embarazo suele aparecer el llamado "Síndrome del Nido" pues que queréis que os diga...en esta casa llega con antelación y no solo a mí, si no también a "maridín". 
Desde principios de mes tenemos la casa patas arriba porque nos hemos puesto con la chimenea que después llega Noviembre y nos morimos de frío en el "pueblucho infernal" así que venga a desalojar todo el salón. Espero que esta semana acabemos de colocarla porque después todavía nos queda pintar y volver a poner todo en su sitio...pero no os creáis que terminamos ahí no, que en esta casa nos va la marcha y después le llega el turno a la habitación del bichín, donde tenemos que pintar, preparar su armario (tenemos uno enorme en esa habitación que es el que usamos también para nosotros pero está bastante mal repartido y queremos colocarle alguna balda para organizarlo mejor), montar la cuna y todo lo demás que ya lo tenemos esperando en casa de mi abuela (vamos a reciclar la cuna de mi prima que está nuevecita). En cuanto eso esté listo nos ponemos con el pasillo que de paso que vamos a repintarlo "maridín" quiere aprovechar un espacio muerto que tenemos por allí y montar un zapatero y todo eso mientras yo voy pintando a los poquitos los muebles de la cocina que ya me había hartado de tanto tono salmón que tenía la abuela de "maridín" por allí.
Así que ya veis...el síndrome nos ha afectado de bien tanto a uno como a otro. Espero que nos de tiempo a terminarlo todo antes de que llegue el bichillo y si vemos que no llegamos pues oye...le tocará hacer horas extra al "futuro papá" que para eso es el que ha empezado con toda esta "locura reformil". No me quiero imaginar cuando nos mudemos...porque algún día lo haremos...¡Dios nos coja confesados!

2 comentarios:

  1. Ey! Cuidadín con según que pinturas que pueden afectar al bebé. Mira bien la etiqueta y ante la duda, ventilación y mascarilla.

    Por otro lado, yo estoy igual. Ya mirando y remirando todo lo que tengo que alterar en este mi santuario para acoger al futuro bebote.

    Un abrazo y que os quede muy bonito! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve informándome y también elegí pinturas que no tengan olores demasiado fuertes. Aún así ventanas y puerta abierta no vaya a ser...maridín quería ponerme su mascarilla del trabajo que es de esas que tienen los cartuchos a cada lado...¿te imaginas? hahahah Con las normalitas me vale aunque tardé en convencerle!!
      Un beso!

      Eliminar