viernes, 16 de octubre de 2015

Cuarta visita a la matrona

Después de dos meses (o algo más) tenía cita con la matrona para el día miércoles día 7. Yo ya me había hecho a la idea de que ese día me caería una bronca de las grandes por el peso así que no tenía muchas ganas de ir pero no me quedaba otra, además quería salir de dudas con los resultados del Test O'Sullivan por si me tocaba hacer la curva larga. Vamos, que llega el lunes y cuando "maridín" se tiene que ir a trabajar voy a apartarle mi coche para que pueda salir y...¡sorpresa! no arranca. Aún así conseguimos moverlo un poco para que él pudiese salir y yo me quedé todo el día dejando al coche descansar y es que sí, mi coche sufre de estrés y tiene temporadas en las que decide no arrancar durante unos días o unas horas y después vuelve a la normalidad. Ya lo llevamos a varios talleres y sigue pasando lo mismo así que lo dejamos como un caso perdido y decimos que tiene vida propia. El lunes y el martes se los tomó de vacaciones así que me tocó atrasar la cita (podía ir igual pero con los horarios de autobús que hay aquí tenía que salir a las 9 de casa para una cita a las 12...y como que no). La puse para el viernes y por suerte el miércoles al coche se le dio por encender así que genial. 
El viernes salgo de casa, el coche va a las mil maravillas, llego al Centro de Salud y me encuentro a todo el mundo fuera así que me acerco a la "matrona maja" que estaba también por allí y me dice que me vaya..."Perdón, ¿cómo..?"
Resulta que hay una fuga en la caldera de gasóleo y no puede entrar nadie hasta que se solucione y el equipo de limpieza termine, es decir...no pasaban mas consulta en lo que quedaba de día.
Mi gozo en un pozo, por segunda vez.
Dejé pedida mi cita para el martes 13 a la misma hora y me fui.
Ahora sí, el martes pude pasar a consulta (¡Weee...!) 

Me enseñó el informe de la ecografía morfológica y cubrió mi cartilla de embarazada con todos los datos. Después pasamos a ver los resultados del Test O'Sullivan y todo está perfecto así que no tengo de que preocuparme pero llegamos a los resultados del análisis común del segundo trimestre y ahí ya empezaron a aparecer cifras en rojo. Resulta que tengo anemia así que el lunes tengo cita para mi médica de cabecera que es la que me tiene que recetar el Hierro. Además mis leucocitos están algo altos. No sé si os lo comenté pero en los análisis del primer trimestre también me dieron un poco altos, sin embargo la velocidad estaba bien (se supone que los dos son indicadores de alguna infección) pensábamos que podía ser la boca pero en la visita al dentista ya me dejaron claro que no, así que me dijeron que no le diese importancia porque puede ser por cualquier cosa (dolor de garganta, infección de oído...). Yo me olvidé por completo de eso pero me resultó extraño que volviese a darme de nuevo y esta vez incluso un poco más altos. De todas formas la matrona dice que no es nada importante pero que lo va a dejar marcado para que vuelvan a pedirlo en el siguiente análisis. ¿Puede ser por el virus que me tuvo pocha la semana anterior? A lo mejor ya lo estaba incubando...
Cuando terminamos con los resultados me subí a la báscula y seguía en el peso que os comento en la entrada de la semana 26. Me dijo que intente controlarlo porque este último trimestre se supone que es cuando más engordas, así que a controlar pero sin hacer dieta porque no cree necesario llegar a ese extremo, al menos de momento.
Me fui con el botecito al baño para la prueba de la tira y todo está bien, así que de momento me libro de infecciones ahí abajo.
Después me subí a la camilla y me tomó la tensión, que también estaba bien y por último y para mí lo mejor de todo...¡Escuchamos a bichín! Me encanta escuchar los latidos de su corazón, me relaja de una manera increíble. Como siempre, estaba colocadito en el lado derecho de mi tripa (es pasión lo suyo) y seguramente dormido aunque la "matrona maja" lo molestó cuando estuvo palpando mi tripa para ver en que posición estaba y ver más o menos que tamaño tenía. Según ella va a ser chiquitín así que ya son dos que lo dicen (el "ginecólogo majo" también lo comentó cuando me dijo el peso durante la ecografía).
Estuvimos escuchándole un buen rato y también hablando. Me comentó que ahora que ya sabemos que es y le tenemos nombre le hablemos de tú a tú, porque está comprobado que parte de la personalidad del pequeñajo se empieza a desarrollar ya en la barriga. Le comenté que eso ya lo hacíamos y también le poníamos música, que parece que ya tiene su canción favorita porque es con la que más se mueve. No me comentó nada de las clases de preparación al parto todavía pero bueno, como no tengo muy claro que vaya a ir (el horario es malísimo) tampoco se lo pregunté.
Llegué a casa recordando todavía su latido. En dos semanas tengo que volver a verla para otro control así que estoy deseando que llegue el día para volver a escucharle,,,¡Soy adicta a sus latidos!

4 comentarios:

  1. Qué bonito oirle!! Me alegro qur todo vaya bien. Yo conoCo gente que cogen un poco de anemia pero con el hierro te lo arreglan :) un besote preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias corazón!! Ya lo estoy tomando a ver si poco a poco vuelvo a ser yo y me recupero de tanto cansancio y pesadez!! Escucharlo para mí es lo mejor haha espero que ahora siempre que vaya a la matrona me ponga su corazoncito!!
      Un beso!!

      Eliminar
  2. Yo también escuché a la Habichuela ayer... que bonito es ese momento ^_^. Lo de la personalidad no se si será verdad o no. Lo cierto es que la nuestra, si es cierto, nos va a salir guasona porque no paramos de hacer chistes y bromas a la barriga (lo sé, somos muy lerdos a veces xD) y aunque a veces utilizamos su nombre, con la tontería se nos ha quedado el apodo de Habi y casi siempre nos dirigimos a ella por ese apodo xD. Pobrina mía. Aunque es lo que dice mi madre, que ella me llamaba Ranita porque es su época no te decían el sexo hasta que asomabas en el paritorio y con la tontería con Rani me he quedado (no hay reunión familiar en la que no se le escape llamarme así, con 30 años) xD.

    Yo tuve anemia en el primer embarazo y en este segundo, ni rastro. Las pastillas de hierro te vendrán fenomenal y ya verás, en dos semanas tienes las reservas a tope :D

    El test de O'sullivan me toca en un par de semanas, a ver que tal me sale a mi. Aunque la verdad es que me encuentro fenomenal, no creo que salga nada alterado.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te encuentras bien seguro que te sale perfecto!! Ya verás que el potingue aunque es muy dulce se puede soportar haha. Espero recuperar pronto las energías que llevo una temporada que estoy en Off todo el tiempo hahaa.
      Un beso!!

      Eliminar