jueves, 1 de octubre de 2015

Así nos fue en el Test O'Sullivan

Como ya os comenté en alguna entrada anterior el miércoles tenía cita a las 9:00 de la mañana para hacer el temido Test O'Sullivan o prueba del azúcar.
Como es normal en mí la noche anterior no dormí más de 2h seguidas pero no penséis que era por tener miedo a vomitar el líquido no...¡Era por las agujas! Solo de pensar que me tendrían que sacar sangre dos veces me ponía pálida y no mejoraba mucho la situación que "el futuro papá" se lo tomase a cachondeo (ya me vengaré ya...). Así que a las 7:00 me levanté con más sueño que nunca y allá que me fui a mear en el botecito para llevar la muestra de orina. Después de una ducha para despejarme y de envidiar a maridín mientras desayunaba (yo tenía que ir en ayunas y no veáis que hambre pasé) nos pusimos en camino. A las 8:30 estábamos en el Hospital y entramos en la consulta que tienen reservada para esa prueba. Entregué el Volante de Extracción y a esperar a que el enfermero me llamase para el primer pinchacito de la mañana. Aunque fui acompañada, maridín decidió esperar fuera y entiendo su decisión porque menudo panorama teníamos allí...todas embarazadas con cara de sufrimiento y alguna que otra ocupando las camillas y a puntito de echarlo todo fuera (por lo que pude escuchar esas pobrecillas estaban haciendo la Curva Larga donde el líquido es realmente intragable). 

Cuando llegó mi turno me armé de valor y me mentalicé para soportar el primer pinchazo sin tener que recurrir a una camilla porque me daba un poco de pena tener que echar fuera a las ocupantes que seguro estaban peor que yo. Así que recurrí a la técnica de la otra vez: poner el brazo, mirar hacia la pared y ponerme a cantar mentalmente alguna canción. Aún así nada más sentir el pinchazo casi casi termino en el suelo pero bueno...me agarré bien a la silla y todo quedó en nada. Me entregan el papel, el botecito con el "desayuno" y la orden de quedarme sentadita hasta que pasase 1h. Si me entraban ganas de vomitar debía avisar al enfermero.
Empecé a beber y oye el primer vaso no estuvo nada mal. Me recordaba a un jarabe para niños con sabor a naranja y fresquito. El segundo vaso ya se fue haciendo más pesado y hasta parecía que quería picarme la garganta con tanto dulzor, pero bueno. Pensé que sería peor. 
Me puse a leer tan tranquila y lo llevé bastante bien hasta pasada media hora en la que empecé a notar que mi estómago se estaba poniendo tonto pero bueno, un poco de aire y todo solucionado. Tengo que decir que el pequeñajo apenas se inmutó.Yo creía que estaría dándose una fiesta ahí dentro pero parece ser que prefiere dormir y ni un subidón de azúcar le altera los horarios
Pasada la hora me tocó el turno de nuevo y volví a usar la misma técnica de antes. Esta vez lo llevé mejor. 
Nada más salir de allí me fui a pedir cita para la charla de la epidural y ya tengo la mañana del 16 de Noviembre ocupada. Primero tengo charla y después cita con el anestesista.
Como no, después me fui a una cafetería a tomar un merecido ColaCao y unos bollos. 

Para las que todavía tenéis pendiente esta prueba deciros que vayáis tranquilas. El líquido depende de los gustos de cada una pero bueno, con calma y seguro que lo bebéis. Para mí lo peor fue la tarde que parecía que tenía resaca de azúcar y estaba un poco hecha mierda. Me sentía cansada y me dolía un poquillo la cabeza pero bueno, mucho también fueron los nervios por tener que pincharme que después me pasaron factura.

P.D: Contaros también que estuve buscando la pelota de Pilates en un C.Comercial que había por allí pero no la tenían así que a ver si no se le olvida a maridín hoy y me la trae del Decathlon. En cuanto la pruebe ya os contaré que tal.

6 comentarios:

  1. Espero que los resultados te den bien. Y la pelota ojala la encuentres porque por lo menos a mi me ha ayudado mucho durante el embarazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final me la trajo mi marido del Decatlon y oye algo parece que vamos haciendo. Los resultados me tienen nerviosilla porque no quiero volver a repetirla pero bueno, espero que todo esté correcto. A ver que me cuenta la matrona el miércoles.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Yo aún no me he realizado esa prueba, pronto lo haré, haber que tal me va. La pelota es super útil, te gustará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te sale bien :) Y si no tienes miedo a las agujas te será una prueba sencillita. La pelota la verdad me está ayudando mucho!
      Un beso!

      Eliminar
  3. Bueno guapetona, al fin me he pueato al día con tu blog!! Me alegro de que todo vaya viento en popa! Espero que puedas solucionar un poco esos dolores de espalda con la pelota y qur los resultados de este test esten perfectos. Tambien me alegro de que la eco fuera genial y pudieras disfrutar de ver al pequeño Hugo que esta hecho un terremoto. Aah y por el peso yo no me preocuparia demasiado, eso es que el bichejo lo necesita. Un besote!! Espero ahora ya poder comentarte normalmente :)

    ResponderEliminar
  4. Uys, se me había pasado este post, que me interesa además porque en breve me toca pasarlo a mi, jiji. Ya he leído varias opiniones de blogueras a las que no os ha parecido tan terrible la prueba. A ver si mi estómago es de los vuestros y la paso también con alegría y desparpajo. Lo de pincharme me da un poco igual (estoy más que acostumbrada con las migrañas): Hombre, agradable no es pero no me pongo nerviosa ni me dan reflejos vaso-vagales como a mi excompañera de curro que o le sacabas sangre tumbada o se daba un coscorrón contra el suelo sin avisar xD. Animalito....

    La pelota ya he leído que la tienes y que la estás usando cual campeona. Sigue con ella :p

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar