miércoles, 18 de noviembre de 2015

Charla sobre la epidural y cita con la anestesista

El lunes 16 tuve la famosa charla sobre la epidural que dan en el Hospital donde nacerá bichín. Tenía que estar a las 8:30 en el Salón de Actos que se encuentra en la 4º planta y como una es muy decidida, no cogí el ascensor...total, ¿para qué? Pues no veáis que fatigada llegué arriba, pero bueno es que ya estoy en nivel "preñada total" y no ayuda que a veces el bichillo se sitúe cerca de mis partes bajas dándome la sensación primero de que me meo y segundo de que llevo a un gordinflón dentro.
Fui de las primeras en llegar por mi manía de que es mejor ir con tiempo que andar después a las carreras y nos tocó esperar cerca de media hora a que fuesen llegando las demás. Total, que para Enero somos unas cuantas que nos hemos decidido a aumentar la natalidad en Galicia (porque el famoso cheque bebé acaba de salir, si no pensaría que vamos todas a por esa mísera ayuda). Nada más cerrar las puertas entregamos los papeles con el consentimiento informado y alguna cosita más para que lo metan en nuestro historial y después empezamos.
La anestesista, muy maja ella, nos puso un vídeo de 5min donde salía una matrona bañando a un recién nacido y después de alterar las hormonas de todas, pasamos con la charla. 
Os la voy a resumir con los datos que recuerdo.

El consentimiento informado que teníamos que firmar ese día no nos obligaba en ningún momento a ponernos la epidural, eso lo decidimos nosotras libremente llegado el día, pero toda aquella embarazada que no lo hubiese entregado con antelación al parto, no puede optar a pedirla en caso de quererla. Esto es por temas legales.
El día en que ingresemos de parto, nos ofrecerán la epidural a partir de los 3cm de dilatación. Antes no porque podría ralentizar el proceso de dilatación y parto. Una vez llegados a los 3cm sí nos aconseja que si estamos seguras de quererla, la pidamos cuanto antes porque nos será más cómodo para nosotras y para ellos en el momento de pincharnos, pues lo hacen entre contracción y contracción y evidentemente, cuanto más tarde menos tiempo habrá entre éstas.
Podemos ponernos en dos posiciones distinta a la hora de pincharnos (tumbadas sobre el lado izquierdo o sentadas) ella personalmente nos dijo que mejor tumbadas pues es más fácil controlarnos en caso de que nos empecemos a encontrar mal por los nervios, la ansiedad, etc.
Una vez realizado el pinchazo te dejan el catéter epidural conectado a una maquinita con una dosis máxima cada hora. Para que la epidural se reparta por igual en los dos lados del cuerpo nos recomiendan ir cambiando de lado en la cama, eso sí, al movernos tenemos que evitar arrastrar la espalda contra la cama para evitar mover el catéter.
Después de hablarnos de los efectos que podría tener la epidural (dolores de cabeza, náuseas y demás) también nos comentó que muchos de ellos no aparecen solo como un efecto secundario de la epidural, si no como respuesta de nuestro cuerpo al cambio hormonal, los nervios, etc.
Con la epidural puesta es la matrona la que nos tiene que avisar de cuando debemos empujar en el momento del parto, pero esto no quiere decir que perdamos la capacidad muscular para hacerlo ni mucho menos, solo que no notaremos la contracción.
En caso de que la dilatación y el parto no avancen en 10-12h, nos harán una cesárea y ya aprovechan el catéter epidural que tenemos puesto para administrarnos la anestesia. Podremos estar despiertas durante la cesárea porque en este Hospital al parecer ser evitan siempre que sea posible y dependiendo del anestesista de turno, poner anestesia general. (Espero que esto sea verdad porque en caso de que mi parto terminase en cesárea me gustaría estar despierta para poder verle)

Y hasta aquí la charla. 
Después nos tocó bajar a la consulta individual con el anestesista donde las embarazadas mayores de 30 años se tenían que hacer un Electro. Las menores parece que nos libramos y solo entramos a revisar nuestro historial, tomarnos la tensión y hacer alguna pregunta en caso de tener dudas.
Yo aproveché este momento para comentarle mi duda con los leucocitos. Parece ser que si están demasiado altos no pueden ponerte la epidural y tanto en el análisis del 1º trimestre como del 2º mis leucos (según la "matrona maja") estaban un poco más altos de lo normal. Después de ver los resultados de mi último análisis me comentó que no tengo nada de que preocuparme porque no es una cifra para nada alarmante así que no habría problema para poder ponerla. Además como explicación tranquilizadora me dijo que no hiciese caso de las notas que había puesto la "matrona maja" en mi libro de embarazada (siempre me marca los leucos en rojo) pues es de lo más normal que en el embarazo los leucos suban un poco, al igual que es normal que las plaquetas estén un poco más bajas. 
Así que salí de la consulta tranquila y con un pelín menos de miedo a esa pedazo de aguja que usan (lo admito, es lo único que me da miedo al pensar en el día del parto)

Ahora tengo unos días de relax en lo que a pruebas médicas se refiere. Hasta el día 30 no tengo que volver y además será para la ecografía del último trimestre, así que lo estoy deseando. 

¿En vuestro Hospital ofrecen charlas sobre la epidural? ¿Qué opináis de ella? ¿Habéis decidido si la pondréis o no?

9 comentarios:

  1. Pues yo acabo de hacer el cambio de hospital y me tienen que mandar una carta aceptándomelo, cosa que aún no hicieron ¬_¬. De todas formas, seré paciente que tampoco ha pasado tanto tiempo. En el nuevo no se muy bien si hacen charlas o no. Mi compañera de natación fue a la visita guiada pero no se si ahí les contaron algo. La preguntaré mañana.

    Yo quiero epidural. Me encantaría tener un parto rápido y prácticamente indoloro como el de mi madre pero, sinceramente, conozco la realidad y lo veo difícil así que, sinceramente, paso de sufrir. Eso si, que me dejen dilatar un pelín antes para que no interfiera con el desarrollo del parto ^_^.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo bastante segura que a no ser que sea de esas afortunadas que no sienten el dolor, yo quiero la epidural. Porque quiero disfrutar del parto y si estoy cagándome en todo por el dolor va a ser imposible haha.
      Espero!

      Eliminar
  2. Yo tengo visita guiada el mes que viene, así que también nos explicarán todo el tema de la epidural y demás. Evitaré en todo momento ponérmela, pero me conozco, y si empieza a doler fuerte... No la voy a pedir, la voy a exigir jeje. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, pus a ver qe tal te va!! Yo estoy segura de que quiero pedirla, creo que voy a disfrutar más de ese momento si no siento tanto dolor.
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Qué bien que os den charlas sobre la epidural. En el hospital donde yo di a luz no lo hacían. Ni tampoco se trataba en las clases de preparación al parto (o "cómo perder el tiempo").

    Como mi parto fue cesárea programada, un día antes me hicieron un electro y unas cuantas preguntas (peso, altura, antecedentes médicos, si tenía alergias o problemas de espalda...).
    Por el pinchazo no te preocupes (en ese momento no piensas ni en la aguja, ni en si duele). Llegado el momento, como no tuve contracciones ni dolores de parto ni nada parecido, me pincharon la anestesia raquídea (también en la parte baja de la espalda), así en frío y de pronto. La verdad que no sé si es que el anestesista era un máquina, pero sólo noté una leve molestia del pinchazo y nada más. Obviamente no vi la pedazo de aguja. Lo hizo genial y no sentí más que eso: un pinchazo y después, en menos de dos minutos, estaba ya totalmente insensibilizada de cintura para abajo.

    Supongo que cuando pides la epidural en un proceso de parto normal, lo pides con tantas ganas que no te importa lo más mínimo que te pinchen. A ver si alguna mami experimentada en esto te da su opinión.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este Hospital hasta hace nada te ponían la anestesia general para la epidural (fuese programada o no) Ahora parece que están cambiando ese protocolo...Espero tener suerte y en caso de terminar en cesárea, que me pongan la raquídea!!
      Un beso enorme!

      Eliminar
  4. En el mío o no me informaron o no me entere pero más bien de lo primero así que tuve q tirar mano de Google o del maravilloso libro de la emabrazada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este Hospital han empezado con las charlas hace poco tiempo. La verdad es que me alegro de este nuevo cambio, aunque estoy segura de querer ponerla siempre vas más tranqula si tienes información!!
      Un beso!

      Eliminar
  5. Aquí charlas no, vas, te dan el documento y te lo lees, lo firmas, te hacen un cuetsionario y pa'tu casa.

    ResponderEliminar