miércoles, 16 de diciembre de 2015

Ecografía del 3º trimestre II

El Lunes 14 era la fecha tope para que Hugo dejase de hacer el vago y se pusiese en posición salida. Durante los 15 días que nos dieron de margen estuve pendiente de cada movimiento, de donde tenía hipo, etc. Os puedo asegurar que se giró en el último momento.
El Viernes antes no sentí su hipo durante todo el día así que no podía saber como estaba pero el Sábado por la tarde, cuando "Maridín" y yo estábamos haciendo la compra semanal, el chiquitín se puso de lo más revoltoso y ya os podéis imaginar el espectáculo en el super con mis caras de sufrimiento y es que sí...duelen y duelen mucho, sobre todo cuando golpea contra las costillas. Sin embargo al poco tiempo noté su hipo en el lado derecho, como siempre, así que estaba segura de que todo ese meneo no tenía nada que ver con un posible cambio de posición. 

El Domingo fuimos a comer a casa de mis padres y no fue mi mejor día la verdad...apenas dormí con tanto movimiento y tenía un dolor de cabeza horrible, pero con lo que me gusta ir al "pueblito bueno", hasta me lo tomé todo con humor. Después de comer Hugo empezó a tener hipo y lo noté distinto. Me tocaba el lado derecho de la tripa y aunque lo notaba, no era tan fuerte como las otras veces así que me puse a toquetear la tripa hasta localizar el punto exacto y justo era en la parte baja de la tripa y en el centro (aunque tirando más hacia el lado izquierdo. No os voy a mentir, me extrañó un montón y se lo comenté a "Maridín" y a mi madre, aunque no le dimos demasiada importancia porque al día siguiente lo sabríamos seguro. 
El Lunes antes de salir de casa le dije a "Maridín" que Hugo parecía estar más relajado, que quizás tanto meneo había sido para colocarse, pero él no me creía y se pensaba que el "Bichillo" nos lo iba a poner tan fácil como para saber la fecha exacta en la que iba a nacer. ¡Ja!
Al llegar al Hospital tuve suerte y no llevaban demasiado retraso así que me llamaron pronto a consulta. Después de tomarme la tensión y pesarme me subí a la camilla. La ginecóloga de esta vez era una tía de lo más borde. En cuanto encontró a "Bichillo" y le echó un vistazo pasa saber que todo estaba bien, me mandó levantarme. No pude verlo porque no giró la pantalla en ningún momento y tampoco me dijo cuanto pesaba ya (mi gozo en un pozo). Lo único que me comentó fue que ya estaba en posición cefálica, aunque no está viendo hacia mi espalda si no que está un pelín girado hacia el lado izquierdo (por eso yo notaba ahí el hipo), así que no había que programar ninguna cesárea. Me dio cita para ir a monitores en Enero y ale, "ve saliendo que ya hemos terminado". 
Así que ya veis, al final Hugo decidió portarse bien y quiere seguir manteniendo la intriga sobre su nacimiento. Yo me alegro un montón y ya estoy deseando tenerle conmigo.


6 comentarios:

  1. Va a ser un niño bien mandao' jeje. ¡Me alegro que ya esté colocadito! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aunque no veas como le gusta hacerse el remolón haha. Un besote!!

      Eliminar
  2. Genial!! Ojalá se quede así hasta el final :) Felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que se quede así ya, que esto de no saber cuando va a nacer también tiene su lado bueno haha. Un besote y felices fiestas para vosotros también!

      Eliminar
  3. Me alegro de que ya esté bien! La mía sigue igual U_U y también me están diciendo que me vaya preparando para una cesárea programada... A ver si al final se gira, la muchacha xD

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que rebeldes nos han salido!! Hahaha, siempre estén llevando la contraria o haciéndose los remolones!! A ver si al final o da la sorpresa y se gira!! Un besote enorme!

      Eliminar