viernes, 8 de abril de 2016

Comprar un piso y no morir el intento. Parte 3.

El Miércoles día 30 a las 13:00, quedamos con el Banco y los intermediarios en el notario para la firma de la Hipoteca, la Escritura y la entrega de llaves.
Cuando llegamos nos llevaron a la planta superior donde ya nos estaban esperando para hacer un manuscrito conforme somos conocedores de los riesgos que tiene el tipo de Interés Variable. Aquí le agradezco a una de las chicas que estaban presentes que cogiese a Hugo porque no dejaba de retorcerse y era imposible escribir (tenía hambre, sueño y no le gustaba nada que el colo de su madre estuviese parado a él le va el meneo). Una vez hecho el manuscrito pasamos a una sala en la que se llevó a cabo la lectura de la Escritura y la Hipoteca por parte del notario, firmamos y entregamos el cheque. Cuando todo estaba listo, nos entregaron las llaves y una copia simple de la Escritura mientras esperamos que lleguen los completos o lo que yo llamo "La Biblia" que tardará unos dos o tres meses.

Para rematar el día fuimos a ver de nuevo el piso y a medir las ventanas para buscar algunos estores y cortinas que tengo que comprar antes de hacer la mudanza ya que tres ventanas dan a los dos patios que tiene el edificio y no me apetece que los vecinos vean todo lo que hago.
Una vez con el piso a nuestro nombre "Maridín" que es el que trabaja fue al día siguiente a firmar el seguro de vida correspondiente y el seguro del continente y contenido (en nuestro banco  te hacen los dos en uno solo).
Yo fui a dar de alta el agua, basura y alcantarillado para poder ir a limpiar antes de hacer la mudanza.
También preparamos el alta de la luz y el gas, pero de esto ya se hizo cargo "Maridín" que para eso trabaja en una empresa relacionada con ese mundillo.
Ahora solo nos queda hacer la mudanza e ir cambiando todo a la nueva dirección, pero lo importante que es el piso ya lo tenemos.
¡Wee! 

¿Cómo lleváis vosotras as mudanzas? Porque vuelvo loca de los nervios solo de pensar en todo lo que queda por hacer estas 2 semanas. Así que si no me veis regularmente por vuestros blog o mismo por este, mil disculpas pero no me da la vida para todo.

2 comentarios:

  1. A mi la mudanza en si me estresa mucho. Pero una vez en la casa nueva me encanta la parte de colocar y diseñar. Ya ves! Eso si, no se si lo disfrutaría tanto con la Habichuela y es que estos peques exigen un montón! Y la verdad, prefiero estar con ella encima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer una mudanza con ellos es horrible ya te lo digo hihi. Yo voy poco a poco y por trocitos porque no me dan las horas del día! Pero bueno lo más gordo ya está ¡por fin! hihi.
      Un beso

      Eliminar