viernes, 12 de agosto de 2016

No dejar de leer #8.

Durante mi tiempo de ausencia no fui haciendo los post sobre el reto, así que ahora me toca contaros los que me he leído durante esta etapa (no os vayáis a pensar que son muchos no...que a una le cuesta sacar tiempo para poder leer tranquila).
-Los secretos del faro (Santa Montefiore)

Ellen Trawton está a punto de casarse con un hombre al que no ama, su trabajo la deprime y su madre se entromete en todos los aspectos de su vida. Cuando un día descubre un puñado de cartas dirigidas a su madre por una tía Peg, cuya existencia hasta entonces desconocía, decide huir. ¿Qué mejor lugar para romper todo contacto con el pasado que el imponente paisaje de Connemara? Pero tras la salvaje belleza de ese perdido rincón de Irlanda se oculta un misterio que parece imposible de desentrañar. Como la oscura y solitaria presencia de Conor Macausland, un hombre desolado por la trágica muerte de su esposa Caitlin en el viejo faro. El encuentro casual entre Ellen y Conor genera una conexión muy especial e imposible de soslayar, pero Ellen no tarda en darse cuenta de que el pasado de Conor no es lo que parece, y que su propia familia también alberga secretos en su pasado. Santa Montefiore nos trae la fascinante historia de una familia dividida y de un amor que se niega a morir…

Una novela romántica con un puntito de misterio que me enganchó desde la primera página. Fue muy cómoda de leer para aprovechar los trayectos en autobús, aunque tengo que confesar que con el enganche que tenía por este libro me quedaba en los vestuarios del trabajo leyendo hasta el último minuto antes de entrar. Vamos, que os lo recomiendo 100%.


-Una tienda en París (Màxim Huerta)

¿Alguna vez has pensado empezar de cero en otra ciudad? Fue entonces cuando todo cambió. Justo al acercarme a aquel viejo cartel de madera escrito en francés que vendían en un anticuario improvisado de Madrid. Aux tissus des Vosges. Alice HUMBERT. Nouveautés.
Entré sin decir nada. Tenía la mirada perdida del que logra lo que quiere. En pocos segundos presentí un vuelco y una irreprimible necesidad de cambiar de vida. Traducido quería decir: tejidos de los Vosgos, Alice Humbert, novedades. Significaba más, mucho más...
Màxim Huerta nos transporta al París de los felices años veinte de la mano de dos mujeres maravillosas, irresistibles y arrebatadoras. Una novela conmovedora, sensible y terriblemente sentimental que te hará soñar. Sin duda alguna, el libro más romántico del año. 


Está claro que esta es una novela muy conocida y de la que suelen hablar maravillas. Es verdad que Màxim Huerta me parece muy bueno como escritor. Y creo que por todo eso tenía las expectativas muy altas sobre este libro y al final me llevé una decepción. Me costó leerlo. La trama no me enganchó desde un principio y aunque lo intenté varias veces y conseguí terminarlo, no puedo decir que me haya gustado.


-Cuatro días de Enero (Jordi Sierra I Fabra)

En pleno caos previo a la inminente entrada de los nacionales en Barcelona, el inspector Mascarell afrontará el caso de la misteriosa desaparición de una joven. Aunque todo está perdido, el inspector pretende llegar hasta el fondo del asunto, pero se topará con las altas esferas de la ciudad, que están preparando la llegada de los vencedores… Un intenso retrato de una Barcelona hambrienta, triste y aterrorizada, y una hermosa historia de amor en medio de la desolación. Una novela magnética, de ritmo ágil y estructura cinematográfica, y una doble trama de amor y suspense que atrapa desde la primera página. Jordi Sierra i Fabra es uno de los autores más prolíficos y premiados del panorama literario español. Ninguna otra novela ha narrado, hasta ahora, los momentos previos a la ocupación franquista de Barcelona.

Tengo predilección por las novelas ambientadas en el siglo XX, y últimamente también por las novelas policíacas. Si lo juntamos todo pues tenemos este libro. Todo transcurre en los últimos días de la Guerra Civil cuando aparece un caso para Miquel Mascarell, el último policía que parece quedar en Barcelona. Os va a enganchar desde la primera página y no vais a querer que termine nunca aunque si os pasa como a mí, estaréis deseando terminar para empezar con el siguiente de la serie. Porque sí, hay varios casos para el Inspector Miquel Mascarell.


Ya os había dicho que no eran demasiados y es que a ver quien saca tiempo, Hugo cada día me reclama más, ya no solo es comer, dormir o mimos...ahora también quiere sus ratos de juegos o de hacer la croqueta y por supuesto, todo tiene que hacerlo en compañía de su mamá.

¿Conocíais alguno de estos libros? ¿Qué me recomendáis para siguientes lecturas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario