viernes, 19 de agosto de 2016

¿Por qué hacemos BLW?

"Bichillo" siempre fue de buen comer. Los biberones se los zampaba fenomenal y con papilla mejor todavía. Los yogures adaptados y los sin adaptar le encantan y la fruta le chifla pero...¿y la comida del mediodía? La detestaba... cuando la pediatra nos dio el visto bueno para empezar llené a despensa con verduras, pollo, pavo y ternera. Se lo hacía con todo el cariño del mundo, se lo pasaba por la batidora y a la primera cucharada ponía cara de horror (literalmente) y me lo escupía todo. Probé varios menús distintos y también potitos del super (a ver si iba a resultar que la comida de su madre no le gustaba) pero pasaba exactamente lo mismo (por un lado hasta me alegré de que no fuese solo mi comida la que le asqueaba) así que un día, ya cansada de que no comiese lo senté conmigo a la hora de comer y le dejé toquetear todo lo que había en el plato. Después de investigar un poco, coger, tirar y estrujar el pollo y la zanahoria decidió meterlo en la boca y ¡sorpresa! puso cara de felicidad y empezó a comer.

"Maridín" y yo nos quedamos como dos idiotas viendo la escenita así que al día siguiente probé a hacer lo mismo y volvió a pasar igual. La comida a trocitos le encantaba, así que decidimos dejar a un lado la trona (me viene perfecta para tenerlo controlado mientras me ducho, la llevo al baño y le pongo unos juguetes para que se entretenga). 
Fuimos repitiendo lo mismo varios días con el mismo buen resultado hasta que al final nos dimos cuenta de que lo que le asqueaba de los potitos no es el sabor si no la textura porque con la fruta hace igual. La papilla de fruta no la quiere pero si le das el plátano y dejas que se lo coma él, se lo merienda casi entero y con el melón y la sandía ya es pura adicción.
Estaba un poco perdida al principio porque no sabía como iba a hacer para darle un poco de todo pero hablando con "Maridín" decidimos que lo mismo que comamos nosotros, comerá él. Así que lo hacemos todo lo más sano posible y con cero sal. 
Así con la tontería se nos va a quedar un tipazo...
Está claro que al principio no es fácil porque más que comer se dedicaba a jugar, pero ahora que tiene dos dientes (ya os contaré esto en otra entrada) va comiendo mucho mejor y sobre todo y para alivio mío, apenas se atraganta, que antes me tenía "acojonada" literalmente y siempre estaba repasando las maniobras por si las moscas. 
A estas alturas ya ha probado el calabacín, la coliflor, la zanahoria, la patata, el pollo, el pavo, la ternera, el lomo de cerdo, el queso fresco, la pasta, la pasta con salsa de tomate casera y los helados de hielo que además de que le encantan le alivian las encías y el calor. Por último también hemos probado todas las frutas que mencioné antes y el pan.
No soy ni defensora de las papillas ni del BLW, de hecho si "Bichín" hubiese tomado bien la comida triturada se la hubiese dado así, por eso he llegado a la conclusión de que tanto un método como otro tienen sus ventajas y sus desventajas, pero el que principalmente tiene que decidir como quiere comer es el niño. Porque si se toman la hora de la comida como algo divertido está claro que comerán mejor y probarán más alimentos.
¿Y vosotros, como afrontáis el momento comida con los peques?

4 comentarios:

  1. Mi peque solo tiene 6 meses y le pasa al reves, no le puedo dar nada que tenga trozos.Si le hago papilla de frutas y algun cachito queda, le dan arcadas y pone cara de asco hasta que lo escupe.Supongo que cuando tenga dientes se animara a comer cosas mas enteras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que todavía no haya perdido el reflejo que le hace echar todo lo que sea "solido" fuera. Lo tienen todos los bebés y lo van perdiendo poco a poco.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Hoy empiezo yo con el BLW. Voy a intentarlo así porque es un método que me gusta pero como bien dices, tengo todo el derecho a cambiar de opinión si veo que el asunto no va con mi Habichuela! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro! Nadie mejor que tú y el Mozo para decidir que método es mejor para la Habichuela! Espero que lo disfrutéis, sea de la manera que sea, a mí personalmente la comida es un momento que me encanta.
      Un beso!

      Eliminar