viernes, 9 de septiembre de 2016

Tercera dosis de Bexsero.

(Foto de Internet)
Cuando "Bichillo" fue a poner la segunda dosis de la Bexsero la enfermera nos aseguró que para la siguiente no tendríamos que ir a Portugal porque según ella ya estaban mandando cantidades suficientes y nosotros llevábamos en lista de espera desde el mes de Febrero. Decidimos esperar hasta finales de Agosto a que se diese la llamada de la Farmacia aunque con muy pocas esperanzas y al final tal llamada a día de hoy sigue sin llegar por lo que nos fuimos el Sábado 27 (Hugo cumplía sus 7 meses y hacía 1 mes desde que se había puesto la segunda dosis) a Portugal. Llamé por si hacía falta dejarla reservada pero nos dijeron que tenían dosis suficientes así que daba igual reservar o no. Nos pasamos la mañana en el país vecino, dimos un paseo por la feria que hacen cada Sábado y lueg nos fuimos a por la vacuna (llevábamos nuestra neverita preparada como siempre) una vez en nuestras manos nos fuimos a casa para dejarla en la puerta de la nevera. 

Ese mismo día intenté pedir cita por Internet para la vacuna pero me fue imposible. Parece que solo dejan pedirla si va unida a una revisión con la pediatra y en este caso no era necesario. Llamé por teléfono pero la maquinita del Sergas tampoco da esa opción por lo tanto tocó esperar al Lunes y me acerqué al Centro de Salud. Nos dieron para el Martes alas 18:45. Como nunca le había puesto las vacunas tan tarde me daba un poco de miedo que le diese la reacción en plena noche, pero bueno...
El Martes iba a venir "Maridín" con nosotros porque estaba de vacaciones pero su padre ha muerto hace poco y lo tuvimos liado con los papeles y demás gestiones así que al final fuimos los dos solos.
Para mi desgracia y sobre todo la suya, su enfermera estaba de vacaciones y la suplente no era enfermera de pediatría por lo que no tenía ni p...idea de delicadeza y el pobrecillo lloró como nunca lo había hecho hasta ahora. Menos mal que tenían unas campanillas colgadas del techo y mientras la "enfermera mala" intentaba descifrar como se cubre el libro de vacunación, yo conseguí calmarle con unos mimillos y el sonido de las campanillas. 
Aunque ella nos dijo que ya podíamos irnos, decidí esperar 10min en la sala de espera (nunca le ha dado reacciones fuertes pero prefiero prevenir). Luego nos fuimos al parque a merendar y allí ya se quedó redondo. No tuvo fiebre pero si estuvo muy dormilón y con poco apetito. Aún así somos afortunados porque al día siguiente estaba como nuevo.
Por este año terminamos con la Bexsero. La siguiente dosis nos toca a los 15 meses ¿Podremos conseguirla en España? ¡Hagan sus apuestas! 

1 comentario:

  1. Los míos van poniéndoselas, al principio no querían pero un día investiguemos juntos sobre los virus y las vacunas y ahora ya no dicen nada porque saben que así tendrán las defensas del cuerpo más fuertes :)

    Por cierto, tengo un sorteo activo por si te interesa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar