viernes, 28 de octubre de 2016

Probamos los Iogolino de Nestlé

En primer lugar disculparme por nuestra ausencia pero con "Bichillo" me está siendo imposible compaginarlo todo y tuve que renunciar a pasarme muy a menudo por el blog (al menos hasta que entre en la guardería y tenga unas horitas libres para poder dedicarle tiempo al mundo 2.0) De todas formas las que me seguís por Instagram sabéis que por allí estamos muy activos.
Intentaré contaros alguna cosa de vez en cuando pero no puedo comprometerme porque desde que "Bichillo" aprendió a gatear no hay quien le quite ojo... 
Hoy vengo a última hora (aprovechando que el papi ha salido temprano y se está encargando de todo lo relacionado con el "peque") para contaros nuestra experiencia con los nuevos sabores de los Iogolino. Así que allá vamos (aparte de comentaros cada apartado lo puntuaremos del 1 al 5):

-Variedad de sabores:
Cuando Hugo empezó a probar los Iogolino solo encontrábamos los de sabor fresa, plátano y natural pero cuando abrí la caja me llevé una sorpresa enorme porque ahora también hay de pera, melocotón, frambuesa y las bolsitas de fresa y manzana. Vamos que sobra donde elegir. El problema es que en los supermercados del "pueblito bueno" sigo encontrando las mismas variedades que antes.
En este caso le damos un 4. La variedad es increíble y espero que siga aumentando pero no les damos el 5 porque aquí no los encontramos...

-Textura:
Todos los sabores excepto el natural tienen una textura espesita  y yo la verdad la prefiero porque es más cómoda para darle y que no se pringue tanto, sobre todo si vuestro peque es un culo inquieto como este que no para ni para merendar a no ser que lo tenga en la trona y eso solo pasa para las comidas porque por la tarde solemos merendar dando un paseo. 
En este caso le damos un 5.

-Sabor:
Tengo que admitir que algunos sabores ya los habíamos probado antes y estaba muy contenta con ellos porque al peque le gustaban y yo (que alguna cucharadita también he probado) pude comprobar que están buenísimos y el sabor nos se hace tan artificial como en otro yogures. Tengo que decir que el primer día tenía miedo a que "Bichillo" escupiese el sabor a frambuesa porque es algo fuerte pero que va, se lo comió enterito. 
Por todo esto le doy un 5.

-Facilidad de transportar y llevar fuera de casa:
Son muy cómodos de transportar sobre todo por el hecho de que no necesitan frío y te libras de tener que cargar con una mini neverita solo para los Iogolino. Que oye en verano llevas agua y alguna cosita más entonces no importa pero usarla solo para uno  dos yogures es un asco, sobre todo con nuestra silla ligera que tiene una cesta mini. Pero ya os digo que al no necesitar frío yo los meto en el bolso de la silla y listo.
Le damos un 5.

Hasta aquí terminan los puntos que tenía que comentaros pero me gustaría añadir otro comentario extra que es el tamaño. Los Iogolino sabor Natural y Pera vienen en un formato mayor que los demás, por lo que Hugo con uno y un par de galletas se queda estupendo pero cuando le doy otro sabor nos tenemos que llevar dos. Por eso señores de Nestlé os pido que los demás también tengan formato grande ( que si los hay por aquí no lo encuentro) porque mi niño es un comilón.

Si queréis saber más de los productos de Nestlé en su FanPage tenéis información, promociones, sorteos,...

Y ahora sí, me despido hasta la próxima. El "Bichillo" tiene la revisión de los 9 meses el 10 de Noviembre así que intentaré pasarme para contaros como fue.

Un beso a tod@s

1 comentario:

  1. Menudo arsenal! Me mandan eso y me lo tengo que zampar yo solita porque mi pichón huye de ellos como de la peste. A veces, muuuuy rara vez, sí que se ha tomado alguno de yogur (sólo yogur natural, sin fruta ni nada). Pero es que para eso, le doy un yogur normal jjj.

    Por otro lado, son muy prácticas para algún día fuera de casa o emergencia ;)

    Que las disfrutéis!
    Besos!

    ResponderEliminar